PROYECTOS

FORMAS DE VIDA DIFERENTES

VIVIR EN UN LOFT

Hace apenas dos décadas la palabra loft no significaba nada en nuestro país, sin embargo hoy todo el mundo sabe que se refiere a un espacio industrial rehabilitado para uso residencial o profesional. Con la incorporación del término a nuestro vocabulario se introduce también una nueva tipología de vivienda que se identifica con un estilo de vida joven, moderno y desenfadado, ambicionado por la propuesta de libertad, espacio y luz con que se identifica.


APARTAMENTOS


El objetivo común al reformar una vivienda es potenciar su luminosidad y sacar el máximo partido al espacio. Cuando además se trata de casas modernas, de dimensiones reducidas, ese propósito de amplitud se convierte en un verdadero reto y el aprovechamiento de los metros, en una obsesión. Aunque en decoración, una buena planificación puede lograr lo que parece imposible: redimensionar el interior para aprovecharlo mejor y sacar metros de donde parece no haberlos.


CASAS


Mucho antes de convertirse en una maravillosa realidad, todas estas viviendas fueron el sueño de alguien. Alguien que creyó que era posible hacerlo realidad y puso todo su empeño en conseguirlo.


Cada individuo, según sus necesidades, preferencias personales y, evidentemente posibilidades, se decanta por uno u otro estilo de vida. Los más urbanitas, por ejemplo, prefieren instalarse en un apartamento cómodo y funcional, como los que se localizan en grandes ciudades como Nueva York o París, otros escogen interiores más generosos y diáfanos, como los que brindan los espacios tipo loft; con ambientes abiertos y minimalistas donde pueden dar rienda suelta a su filosofía bohemia y creativa. Y también los hay que, abrumados ante tanta modernidad y movidos por cierta nostalgia y su pasión por lo auténtico y lo genuino, deciden habitar en una vivienda de aires vintage.